Empresas Esquerré

El valor estratégico del posicionamiento de destinos: los turistas no llegan sólo por el atractivo.

En el competitivo escenario de la industria turística, más aún cuando ya se ha superado – aparentemente – la Pandemia del COVID 19, el comportamiento de los viajeros cambió. Existe una oferta turística que se expande a una velocidad vertiginosa y que está ávida por recuperar los números previos al 2019 y superarlos. Por ello, es esencial para los destinos contar con una estrategia de posicionamiento bien definida. Desde nuestra perspectiva como Esquerré Consultores y OPC , una de las empresas más destacadas en consultoría turística y marketing de destinos, queremos relevar la importancia crítica de este enfoque y por qué cada destino debería invertir tiempo y recursos en su desarrollo.

¿Por qué el posicionamiento de destinos importa?

El posicionamiento de destinos va más allá de la mera promoción turística y “correr” campañas en determinados medios con frases como “VEN”, “DESCUBRE”, “TE INVITAMOS” (que por cierto, en el 2023 son call to action que ya no funcionan). Es la construcción consciente de la identidad de un destino en la mente de los viajeros, inversores y comunidad local.  Un posicionamiento sólido no solo atrae a turistas, sino que también establece una imagen distintiva y diferenciada de la competencia que perdura en el tiempo. Aquí hay algunas razones clave por las cuales consideramos que este enfoque es imprescindible:

1. Diferenciación competitiva:

En un mundo saturado de opciones de viaje, destacar entre la multitud es esencial para estar en el “top of mind” de los potenciales viajeros. El posicionamiento permite a un destino destacar sus características únicas, creando una propuesta de valor distintiva que atrae a un público específico.

2. Alineación con los intereses del mercado:

Comprender y satisfacer las expectativas del mercado es fundamental. El posicionamiento estratégico permite a los destinos adaptarse a las tendencias emergentes y evolucionar según las preferencias cambiantes de los viajeros, que se vieron acrecentadas post Pandemia COVID-19.

3. Desarrollo Sostenible:

Un posicionamiento bien gestionado no solo busca atraer visitantes, sino también garantiza la preservación de la cultura, el medio ambiente y los recursos locales. Contribuye al desarrollo sostenible, creando un equilibrio entre el turismo y la conservación dando empleo y, empleo de calidad en los territorios.

4. Atracción de inversiones:

Los destinos bien posicionados son vistos como lugares atractivos para invertir. Atraer inversiones no solo impulsa el crecimiento económico, sino que también contribuye a la mejora de infraestructuras y servicios turísticos.

5. Fidelización y recomendaciones:

Un destino que comunica de manera efectiva su identidad tiene más probabilidades de generar experiencias memorables. Los turistas satisfechos se convierten en embajadores del destino, compartiendo sus vivencias y recomendando el lugar a otros. Es conocido por muchos, que una buena experiencia, se recomienda en promedio a 10 personas.

Desde Esquerré Consultores y OPC te brindamos 5 datos claves para el posicionamiento exitoso de destinos:

1. Investigación exhaustiva:

Antes de definir la estrategia de posicionamiento, es esencial realizar una investigación profunda. Comprender las preferencias de los mercados objetivo, identificar la competencia y evaluar las percepciones actuales del destino son pasos fundamentales.

2. Colaboración intersectorial:

La colaboración entre el sector público y privado es clave. La creación de una estrategia consensuada que involucre a todas las partes interesadas garantiza una implementación más efectiva y duradera y que busca, traspasar gobiernos.

3. Coherencia en la comunicación:

La comunicación clara y vinculada es esencial. Todos los mensajes, desde la publicidad hasta la interacción en redes sociales, deben reflejar y reforzar la identidad y los valores del destino.

4. Adaptación continua a un mundo que cambia día a día:

El turismo es una industria dinámica. La estrategia de posicionamiento debe ser flexible y capaz de adaptarse a las nuevas tendencias y desafíos del mercado. La innovación constante es clave para mantener la relevancia.

5. Participación activa de la comunidad local:

Involucrar a la comunidad local en el proceso de posicionamiento crea un sentido de pertenencia y asegura que el desarrollo turístico beneficie a todos. La autenticidad y la hospitalidad local son – a menudo – elementos diferenciadores cruciales.

En conclusión, el posicionamiento de destinos no es un lujo, sino una necesidad estratégica. Aquellos destinos que invierten en comprender y comunicar efectivamente su identidad disfrutan de un mayor éxito en la atracción de turistas, inversiones y el apoyo continuo de la comunidad local. En Esquerré Consultores y OPC, estamos comprometidos en guiar a los destinos chilenos hacia un futuro turístico más competitivo mediante estrategias de posicionamiento efectivas.